sábado, 12 de mayo de 2012

** El poder de tu mirada...


SANXENXO. Julio Torres

Seductora, transgresora, rebelde, erótica, sincera, segura, pensativa, desconcertada, decidida, tímida y cariñosa a la vez. Tu mirada me desarma sin escuchar ninguna palabra de tus labios. Tus ojos hablan en voz alta mientras tu sonrisa saborea el instante, desafiándome en una declaración de guerra amorosa. Escondida pero atenta, tu mirada alumbra la oscuridad y disipa las preocupaciones cotidianas, aletargándolas, dejándolas descansar, ávida de una réplica similar, deseosa de una contestación afirmativa silenciosa.

La mirada es ese gesto del lenguaje no verbal capaz de expresar lo que las palabras no logran alcanzar y que le confiere ese don mágico al sentimiento camuflado en su interior, ayudada tal vez por una cómplice y pícara sonrisa que se despierta para alzarse y ser correspondida con otra mirada a imagen y semejanza. Un feed-back con final feliz.

Existen muchos tipos de mirada, aunque quizás la que transluce amor y complicidad sea la más maravillosa de todas ellas. Conocimiento, afecto, bienestar y seguridad con un simple gesto realizado por el o hecho por ella, que es descifrado correctamente y a la primera por la otra parte.

Viene todo ello a cuento de esta maravillosa canción de Reik que me encanta: “Tu mirada”, y que me ha servido de excusa para hablar de esta determinada parcela del lenguaje no verbal, un lenguaje tan poderoso o más que la propia palabra.
© JULIO TORRES



5 comentarios feitos. Deixa o teu!!!!! :

Toupeiro dijo...

Una mirada transmite deseo, odio, empatía, sinceridad. No es fácil leer las miradas, yo prefiero que me vean a los ojos y a la cara cuando estoy hablando con alguien.

Saludos. Boas noites

Patricia Loureiro dijo...

As miradas poden dicer muito i agochar un feixe de sentimentos. Ao igual que Toupeiro góstame que me miren aos ollos cando me falan. ¡Non aturo que me desvíen a mirada!

sonia dijo...

Estou dacordo con vós, a mirada transmite moito, ao igual cos xestos.
As veces unha mirada pode traicionar as túas palabras se non van a par, pois a mirada e os xestos poden delatarte.
Non todos as miradas son fáciles de ler, hai persoas con moita capacidade para non transmitir...

Alva dijo...

Julio, neste blog medraches moito como escritor. Non é un cumplido, é unha afirmación rotunda.

Julio Torres dijo...

Moitas gracias Alva!!!! Alégrome moito!!!