martes, 23 de agosto de 2011

** ¡Qué rabia me dan los porquechos y las porquechas!


COMPOSTELA. Alva


En este tema no hay discriminación que valga, hay guarros y guarras de todas las edades, tribus y colores. No estamos ante un fenómeno propio del verano, qué va. El porquecho se adapta al medio con asombrosa facilidad y puede vivir en hábitats muy diferentes. Tanto les da el clima desértico como las montañas nevadas del Himalaya. En Santiago, también se encuentran fácilmente. Ahora, en verano, parece que las altas temperaturas y el sudor estuvieran directamente implicados en la cuestión de la emanación de tufos insalubres. Parece, claro que parece, sobre todo cuando uno se ducha una vez a la semana. En invierno, con bajas temperaturas y escasa sudoración, cambia la historia. En esta época, la excusa es el frío. Más de lo mismo, ducha semanal.

La crisis, esta terrible crisis económica que estamos padeciendo, también podría ser excusa recurrente para el ahorro de agua, gel y champú. El caso, es que yo, que ya tengo unos cuantos años, recuerdo la existencia de guarros también en épocas de bonanza económica. El guarro ni aprecia los placeres de la ducha ni se cambia la ropa interior. De las uñas, mejor no hablar. ¿Tanto trabajo da cortarse las uñas? Por lo visto, si.

Hace 40, 50, ó 60 años, el baño era así, semanal. Estos hábitos tienen un pase en una época en la que, por no haber, ni siquiera había agua corriente en las casas, ni cuarto de baño, y la ropa la lavaban las mujeres en el lavadero comunal de la aldea. Pero, en nuestros días, salir a la calle, a primera hora de la mañana, oliendo mal, ¡casi no tiene justificación! Vale, no vamos a llevar todos los perfumes de Armani. Claro que no, pero además de las marcas de perfumería selectiva también están las otras, las de todos los días, las que nos podemos permitir la mayoría. Por ejemplo, en Mercadona, venden unos clones, tanto para chica como para chico, de perfumes de los caros. Son las colonias “Como tu” y deben andar por 10 euros los 100ml. Algunas huelen muy bien y duran bastante. ¡Ah!, se me olvidaba, los geles y los champús Deliplus, del Mercadona, también son muy, muy, económicos y cumplen perfectamente.

5 comentarios feitos. Deixa o teu!!!!! :

Alva dijo...

Carai, nin que Mercadona fora patrocinador oficial de Alareiramáxica ja...ja...!
Cambiando de tema, a noite do domingo tamén foi noite de tormenta, noite de tormenta de verán, para ser máis exactos. ¿Novo relato á vista? Pode ser, xa veremos. Perdín moita "audiencia" nos últimos tempos e o mellor ata me quitan o programa.

Julio Torres dijo...

Que razón levas Alva!!!!!!!!!!! O de Mercadona terei que falar con eles, que agora que non dan bolsas gratis igual teñen cartos para patrocinar A Lareira Máxica. jejeje


Julio

sonia dijo...

Está claro que a limpeza é basica, non é xustificable a non limpeza.
Penso que non fai falta o uso da colonia...pero a ducha diaria é precisa.

Pero bueno, nesta vida, sempre houbo ideas, sentires, pareceres ben diferentes...je

Alva dijo...

Estou de acordo con Sonia, a colonia é un elemento totalmente accesorio. Se che gusta, bótala; se non che gusta, na botas.

Anónimo dijo...

Agora, xa se empeza a ver xente que vai coa roupa manchada. Creo que é por mor da crise, unha pena.