sábado, 30 de enero de 2010

** Pontevedra: Ciudad de la cultura de la provincia

PONTEVEDRA. O Moucho


Colaborador de A Lareira Máxica

Foto: O Moucho ©


Pontevedra. Ciudad capital de nuestra provincia. Me desilusiona profundamente que una ciudad que quiere sobresalir por encima de las demás ciudades de la provincia, siga empeorando su imagen a pesar de los diversos gobernantes que la rigen o rigieron. Sobre todo en cuanto a la imagen que refleja al visitante que busca el apartado de cultura en esta ciudad. Me refiero en concreto al llamado Palacio de Congresos y exposiciones de la ciudad de Pontevedra, más conocido como Pazo da Cultura. Ya no voy a hablar de los infravalorados usos que se le da, sobre todo en lo correspondiente al auditorio. Tampoco voy a comentar el penoso gusto del arquitecto a la hora de construir en un recinto donde da la sensación de que se han desperdiciado metros y metros cuadrados que apenas tienen utilidad o de lo horrendo y feo que me parece la arquitectura del artista. No todos tenemos los mismos gustos. Para algunos es algo contemporáneo y moderno, para mi me parece un lugar aburrido, triste y poco atractivo.

Lo que me quiero centrar es en la hermosa vista que el visitante alcanza a ver cuando llega con su coche o a pie, junto este edificio. Cual fue mi sorpresa que en el aparcamiento comprendido en este complejo, muy cerca de la entrada principal del palacio de exposiciones y cercano a las escaleras que dan acceso al auditorio, ocupando toda una amplia zona de aparcamientos, te encuentras con al menos, 8 coches perfectamente aparcados, pero que demuestran que han sido abandonados por los propietarios y autoridades. Parabrisas rotos, falta de ruedas, ventanillas destrozadas,… Toda una chatarrería de coches que al estar situados en un complejo cultural que pretende ser de relevancia para la ciudad dan una penosa imagen como la que veis en las imágenes que os aporto. ¿Es esa la imagen que quiere dar la ciudad de Pontevedra al visitante?

Y eso no es todo. Al otro lado del recinto, existe un amplio aparcamiento en el cual han decidido instalar los botellones de la gente joven, provocando otro tipo de daños. El aparcamiento aparece entre baldosas y baldosas cubiertas de trozos de vidrio o cristales, efecto del botellón, lo que representa un peligro para los neumáticos de los coches o para cualquier persona que por cualquier motivo tenga la desgracia de caer al suelo. Además en la fachada sur del recinto de exposiciones las largas cristaleras están llenas de pintadas y grafitis de dudoso gusto. Alguien muy inteligente debió de proponer colocar unas lonas en el interior del edificio para que non se viesen las pintadas desde el interior. ¡Menuda idea! En vez de limpiar las pintadas, mejor taparlas al público visitante. Debe ser que es mas barato. En fin, que no me parece que Pontevedra esté a la altura para presumir de cultura. Y ya no me meto con otros lugares como el llamado illa das esculturas, que suele no tener ningún tipo de mantenimiento. Pero eso es otra historia. ¿De que sirve gastar millones en edificios que son para el enriquecimiento publico de la gente, si los llenamos de coches abandonados, pintadas, cristales rotos,…? Pensemos un poco en estas cosas.











Fotos: O Moucho (A Lareira Máxica) ©

7 comentarios feitos. Deixa o teu!!!!! :

Julio Torres dijo...

Excelente reportaxe amigo Moucho. Debo dicir que este artigo xa me foi enviado hai varias semanas e que na actualidade o feísmo aínda é maior: os capós dunha meirande parte dos coches están levantados. Doutro lado o dos cristais do botellón na explanda do Palacio de Congresos é cada vez maior. ¿Quen paga os pinchazos dos coches alí aparcados? Unha mágoa.
Por certo: facer botellón non ten porqué ser sinónimo de vandalismo. As botellas, vasos, etc, débense tirar nos contenedores de lixo que para iso están.

Mariam dijo...

Si señor, moi boa a reportaxe do Moucho. O tema dos coches e das pintadas paréceme un escándalo. Qué pena ver o pazo da cultura convertido nunha chatarreira. Non é o primeiro caso no que fan unha obra e despois a deixan caer ou non lle dan un uso axeitado. Eso mismo pasa co chalet que foi residencia oficial de Fraga cando era presidente da Xunta. Actualmente, está en estado de abandono total, con portas e ventás rotas e recuberto de maleza.

Anónimo dijo...

O edificio será moi moderno pero paréceme feo. O dos coches, alucinante. ¿Non hai grúas en Pontevedra?

Julio Torres dijo...

O pasado venres día 5 de febreiro, os coches foron POR FIN!!!! RETIRADOS. Sen tempo non era. Esperemos que non volte a haber máis. O que sí deberían tomar en serio son os trozos de botellas e vasos depositados na explanada superior do Palacio de Congresos ,que pinchan os neumáticos dos coches.

Non entendo porque os que fan botellón non os depositan nos contenedores. Por certo, antes había máis que agora. Pero non é disculpa. Logo que non se extrañe o Concello que se pidan daños e perxuicios. O Concello debe velar porque a zona quede limpa e que os coches non se vexan afectados. E ollo, tamén sucede o mesmo polas rúas do redor do Pazo de Congresos, sobre todo a que pasa diante da....POLICÍA LOCAL!!!!!! Sen comentarios.

Saúdos
Carpe Diem

Mariam dijo...

Carai, polo que se ve, a reportaxe-denuncia do Moucho dou resultado. Así da gusto, agora falta acabar coas botellas e os vasos eses que pinchan as rodas dos coches. Moucho, ¡colle a cámara que tes traballo no Pazo de Congresos! A cidadanía e os visitantes de Pontevedra estarémosche eternamente agradecidos. A Julio tamén, que por algo nos deixa publicar as nosas ocurrencias.

O Moucho dijo...

Unha pena que teña que sair nos periodicos a noticia para que alguen faga algo. De calquer xeito animo os periodistas e por extensión a calquera que se sinta indignado, que propague ós catro ventos, todo tipo de actuacións denigrantes que ocorren nos concellos ou en calquer outro sitio.

Julio Torres dijo...

Debo dicir que o artigo foi publicado en A Lareira Máxica o pasado día 30 de xaneiro, pero xa fora enviado polo Moucho a principios de Xaneiro. As miñas disculpas ó Moucho.

Quero deixar constancia de que o artigo foi feito polo Moucho e que tanto os seus artigos como o de resto de colaboradores ou persoas que len o blog sempre serán benvidos. Non sei se a publicación disto en A.L.M. tivo algo que ver coa retirada dos vehículos (outros medios de comunicación fíxeronse eco posteriormente), pero cando menos axudou a informar dunha realidade que nunca debera terse producido.

Un saúdo e gracias polos comentarios (e Ó Moucho polo espléndido artigo-denuncia)


Carpe Diem