domingo, 8 de marzo de 2009

** "La profecía autocumplida" (tomemos nota, engade Julio)

Imagínese usted un pueblo muy pequeño donde hay una señora vieja que tiene
dos hijos, uno de 19 y una hija de 14.

Está sirviéndoles el desayuno y tiene una expresión de preocupación. Los
hijos le preguntan qué le pasa y ella les responde:

'No sé, pero he amanecido con el presentimiento de que algo muy grave va a
sucederle a este pueblo'.

El hijo se va a jugar al billar, y en el momento en que va a tirar una
carambola sencillísima, el otro jugador le dice:

'Te apuesto un peso a que no la haces'. Todos se ríen. El se ríe.

Tira la carambola y no la hace. Paga su peso y todos le preguntan qué pasó,
si era una carambola sencilla,

Y él contesta:

...Ampliar/recoller resto do relato [ +/- ]


    'es cierto, pero me he quedado preocupado de una cosa que me dijo mi madre
    esta mañana sobre algo grave que va a suceder a este pueblo'.

    Todos se ríen de él, y el que se ha ganado su peso regresa a su casa, donde
    está con su mama, feliz con su peso y le dice :

    Le gané este peso a Dámaso en la forma más sencilla porque es un tonto..

    ¿Y por qué es un tonto?,

    Porque no pudo hacer una carambola sencillísima según el preocupado con la
    idea de que su mamá amaneció hoy con la idea de que algo muy grave va a
    suceder en este pueblo.

    Y su madre le dice:

    No te burles de los presentimientos de los viejos porque a veces salen.

    Una pariente que estaba oyendo esto y va a comprar carne. Ella le dice al
    carnicero:

    'Deme un kilo de carne', y en el momento que la está cortando, le dice:

    Mejor córteme dos, porque andan diciendo que algo grave va a pasar y lo
    mejor es estar preparado'.

    El carnicero despacha su carne y cuando llega otra señora a comprar un kilo
    de carne, le dice:

    'mejor lleve dos porque hasta aquí llega la gente diciendo que algo muy
    grave va a pasar, y se están preparando y comprando cosas'.

    Entonces la vieja responde:

    'Tengo varios hijos, mejor deme cuatro kilos....'

    Se lleva los cuatro kilos, y para no hacer largo el cuento, diré que el
    carnicero en media hora agota la carne, mata a otra vaca, se vende toda y
    se va esparciendo el rumor.

    Llega el momento en que todo el mundo en el pueblo, está esperando que pase
    algo. Se paralizan las actividades y de pronto a las dos de la tarde.

    Alguien dice:

    ¿Se ha dado cuenta del calor que está haciendo?

    ¡Pero si en este pueblo siempre ha hecho calor!

    Sin embargo -dice uno-, a esta hora nunca ha hecho tanto calor.

    Pero a las dos de la tarde es cuando hace más calor.

    Sí, pero no tanto calor como hoy.

    Al pueblo todos alerta, y a la plaza desierta, baja de pronto un pajarito y
    se corre la voz:

    'Hay un pajarito en la plaza'. Y viene todo el mundo espantado a ver el
    pajarito.

    Pero señores, dice uno siempre ha habido pajaritos que bajan aquí.

    Sí, pero nunca a esta hora.

    Llega un momento de tal tensión para los habitantes del pueblo, que todos
    están desesperados por irse y no tienen el valor de hacerlo.

    Yo sí soy muy macho -grita uno-.

    Yo me voy.

    Agarra sus muebles, sus hijos, sus animales, los mete en una carreta y
    atraviesa la calle central donde todo el pueblo lo ve.

    Hasta que todos dicen:

    'Si este se atreve, pues nosotros también nos vamos'.

    Y empiezan a desmantelar literalmente el pueblo. Se llevan las cosas, los
    animales, todo.

    Y uno de los últimos que abandona el pueblo, dice:

    'Que no venga la desgracia a caer sobre lo que queda de nuestra casa', y
    entonces la incendia y otros incendian también sus casas.

    Huyen en un tremendo y verdadero pánico, como en un éxodo de guerra, y en
    medio de ellos va la señora que tuvo el presagio, le dice a su hijo que
    está a su lado:

    ¿Vistes mi hijo, que algo muy grave iba a suceder en este pueblo?

    ..........................................................................................................................
    Esto se llama la profecía auto cumplida.

    MORALEJA

    “No hagas caso del rumor”

    “No seas tú mismo un instrumento para crear el caos”

    “Lo negativo atrae a lo negativo” (Ley de la Atracción)

    ¡¡¡Sé positivo!!!

    TRATEMOS DE CONSTRUIR...

    NO DE DESTRUIR

    "SI SEGUIMOS HABLANDO DE CRISIS", ¡¡¡HABRÁ CRISIS...!!!

    Un relato feito por Gabriel García Márquez




RELATO ENVIADO POR: Jose
Colaborador de A Lareira Máxica

11 comentarios feitos. Deixa o teu!!!!! :

o moucho dijo...

Estupendo cuento josé.¿Es de tu invención o de algún autor en concreto?

Félix Soria dijo...

Un conto que ven a conto... Unha aperta.

Cristuina dijo...

Encantoume.

JOSE dijo...

Este es un cuento de Garcia Marquez.
Tiene algo que ver con la famosa novela "Cronica de una muerte anunciada".
He leido la mayor parte de sus novelas, a veces parecen exageradas. Pero tambien,la realidad es exagerada.
A veces cuento cosas que me han sucedido y me doy cuenta de que no me las creen. (lo noto por la forma en que me miran)

Julio Torres dijo...

A min tamén me gustou moito o conto, que, como di Félix, ven moi a conto. En un efecto bola de neve, parecido a aquél do accidente: unha persoa ten un accidente e unha persoa que o presenciou cóntallo a outra, e esta a outra que non estivo alí, e esta á súa vez a unha terceira e así sucesivamente. Para cando chega a 6ª ou 7ª persoa, o accidentado (ó que apenas lle pasou nada) está literalmente morto según a versión do enésimo mensaxeiro. É un exemplo de cómo unha mensaxe ó pasar de persoa a persoa vai perdendo a autencidade ó ser modelada polo contido e pola forma de contalo de cada persoa.

O exemplo que nos trae Jose é diferente, pero estou moi dacordo co que di García Márquez. Ás veces unha cousa sendo grave, tende a empeorar canta máis importancia lle damos, xa que pode causar alarma en demasía.

Un saúdo a tod@s, e gracias polos vosos comentarios e a Jose por enviarnos este estupendo conto realista

sonia dijo...

Encantoume o relato e sobre todo a mensaxe de fondo. Tantas veces atraemos o negativo nos mesmos, penso que o poder da nosa mente, non o coñecemos.
Xa facía tempo que non pasaba por aquí e unha ledicia, aínda que sexa pouco pasar pola páxina

Félix Soria dijo...

Julio,
Pásate por mi bitácora y atiende a la columna derecha (te ha tocado...)
Un abrazo.

Julio Torres dijo...

Moitas gracias, Félix, polo premio recibido. Faime moita ilusión.

Paso a conceder o premio a outras cinco bitácoras.

Un saúdo, amigo
Carpe Diem

Félix Soria dijo...

Julio,
Só unha liñas para correxir o erro de non respetar a túa língua cotiá. Prégoche desculpas pola miña falla de atención.
Unha aperta.

Julio Torres dijo...

Tranquilo Félix, en A Lareira Máxica pódese escribir tanto en castellano como en gallego. Podes escribir no idioma que desexes, aínda que un servidor fale sempre en galego-castrapo, non quere dicir que me teñan que falar en galego. Para min é máis importante que a xente escriba, comente, opine, reflexione, analice, que o idioma en sí.

Anónimo dijo...

Hola Chico ... Gostei muito de teu conto na Lareira Maxica, mais tinhamos que dar continuidade ao guion pois ha muita coisa prà dizer ao respeto. Beijinhos a todos os amigos de este Blogue e continuar-mos em contato. Escrivo-les desde a Patagonia Argentina e meu nome e Titina Antelo sou uma rapariga velhota que gosta de viajar e conhecer gente de todo o mundo. Adoro roubar historias e imagens autoctonas e logo escriver contos. Sim gostam de fazer contacto comigo poden fazerlo em titinaantelo@gmail.com e quizas ... algum dia voltarmo-nos a encontrar em algum sitio virtual o real. So Deus saiba onde andarmos os cibernautas. Que Dios los bendiga.!!!