martes, 16 de enero de 2007

** Cando mezclamos tecnoloxía con sentimentos.....

O ano novo non supón romper con todo....Non podemos ser tan radicais. A raíz do artigo de onte, veume a mente: ¿que sería daquela muller que dicía que ela prefiría os homes de antes, os que eran "machos" e "machistas"? Pois ben, indagando algo pola rede de redes, atopeime con outra opinión desta xornalista, coñecida polos que habitualmente ledes A Lareira Máxica. Falo, como non, de Inma Sust..... O artigo de hoxe ten que ver coas tecnoloxías e as infidelidades..... Esta opinión foi extraída da sección "La Columna" do Diario Metro do 08/11/06, motivo éste polo que está en castelán e non en galego.
Ve-lo Artigo completo....

Estamos en el siglo XXI y las nuevas tecnologías nos tienen
atrapados. Móviles, Internet, ipods, webcams, etc.
Pero, en cambio, seguimos anclados en el siglo XIX esperando
que nuestra pareja nos sea fiel y creyendo que nosotros
podremos conseguirlo. ¿Quién se inventó eso de la
fidelidad? ¿Quién dijo un día que se puede ir a cenar con
un amigo, se puede ir al cine, se puede chatear durante
horas, pero que ni se te ocurra practicar sexo con él, porque
entonces ya no eres fiel?
Dónde está el límite? ¿En el contacto físico? Muy bien.
¿Y qué pasa si yo estoy tranquilamente en mi casa navegando
por Internet, me aburro, entro en un chat,me
pongo a hablar con alguien y este alguien que tiene una
webcam la conecta, me enseña sus partes más íntimas y
me propone un poco de cibersexo? ¿Eso es infidelidad? El
Gobierno de Bush dice que sí. Yo no me he movido de mi
casa, pero las nuevas tecnologías
me lo ponen mas fácil que si estuviera
en una discoteca. Porque, no
nos engañemos, ¿en qué discoteca,
alguien sin conocerte de nada te
propone sexo a los cinco segundos
de conocerte? Nadie. Luego están
esas ventanitas que aparecen en tu
ordenador sin que tú hagas nada,
que no paran de insistir en que encuentres
a tu pareja ideal. Un pequeño
test y a la mañana siguiente
tienes 8.000 pretendientes mandándote
mails. Demasiado fácil.
Por otro lado, está el control que
tiene tu pareja sobre ti gracias
a las nuevas tecnologías. Con el
móvil sabe exactamente dónde estás
en cada momento. Y gracias al
maravilloso mundo de Internet, puede saber de una forma
muy simple (instalando en tu ordenadorun programa
que vale dos duros) dónde te has conectado y qué páginas
has visitado. De hecho, no puedes ni leer el periódico
sin que se entere. ¿Esto es el siglo XXI? ¿Esto es la libertad?
Cada vez somos más esclavos de esta sociedad. Y las
nuevas tecnologías nos lo ponen demasiado fácil para conocer
gente nueva y a la vez nos lo ponen muy difícil para
que nuestra pareja no se entere.
Dónde va a parar nuestra intimidad? Ya no se pueden
hacer cosas individualmente sin que nadie se entere.
Si quiero tener secretos, me tengo que hacer amish. La
vieja de Titanic decía: “El corazón de una mujer es un profundo
océano de secretos”. Sí..., en la época del Titanic. En
fin... me voy a chatear un rato.


------------------------------------------------------------------------------------
TECNOLOGÍA E INFIDELIDAD
“Seguimos esperando que nuestra pareja nos sea fiel”
"Bush dice que el cibersexo es infidelidad"
IMMA SUST,
Periodista

2 comentarios feitos. Deixa o teu!!!!! :

Mariam dijo...

Non somos máis infieis porque teñamos máis posibilidades tecnolóxicas para selo. Non hai que facer análises tan simplistas de temas tan complexos. Penso que a infidelidade ten que ver máis co desamor. Hai moitas parellas que están xuntas por... rutina. Solo rutina, un par de fillos e unha hipoteca. Hai xente que non soporta a soidade e que prefire vivir así.

Julio dijo...

A tecnoloxía non é mala en si mesma. Outra cousa é o uso que lle deamos. Ben aproveitada pode ser moi útil.